Te has preguntado ¿Quién está detrás de la organización de todos aquellos sistemas de información que conoces?

La arquitectura de información, en ocasiones abreviada como (AI) es una disciplina que se encarga del análisis, estudio, disposición, organización y estructuración de la información;

Esta información se puede aplicar a distintos espacios de contenidos: una pagina web, un blog, un e-commerce, la página intranet de una empresa, etc.

Para terminar de entender el término, un arquitecto de información crea desde cero y le da forma a experiencias y productos relacionadas con sistemas de información, con el fin de que el usuario tenga una buena y fácil experiencia al utilizar espacios de contenidos.

¿Alguna vez te ha pasado que entras a una tienda virtual, y no encuentras un producto rápidamente, o te pierdes entre muchos pasos para llegar a la sección virtual que estás buscando, y terminas cerrando la página donde te encuentras? Estos son síntomas de una mala estructuración de contenidos web, por lo tanto, genera una mala experiencia al usuario, aquí radica la importancia de los arquitectos de información.

Como responsables de un sistema de información, es nuestro objetivo ayudar al usuario a tener una experiencia agradable y fácil dentro de nuestro sitio, ya que, si es demasiado complicado, con muchos elementos y la combinación exploración-búsqueda no es óptimo, el sitio fracasará.

El arquitecto de información se encarga de crear un balance entre la comodidad y experiencia del usuario y los requerimientos del gestor adecuados a su producto o servicio, consiguiendo que el primero realice las acciones que el segundo espera, navegar, leer, informarse y comprar.

¿Cuáles son las cualidades que necesita tener un Arquitecto de información?

Lo primordial es tener los conocimientos necesarios para gestionar paginas web al 100%, también debe ponerse en los zapatos del usuario e identificar los objetivos y expectativas de estos. Entre sus tareas, el AI debe de especificar la funcionalidad y contenidos de la pagina y facilitar mediante diversos sistemas de etiquetado, búsqueda y organización la navegación del usuario. Otra de las funciones del AI, es prevenir los fallos que pudieran existir, estar consiente de las modificaciones que surjan y mantener siempre optimizado el espacio de contenidos.

Ahora que ya conoces las ventajas de contar con un arquitecto de información, no dejes de lado la ayuda de estos profesionales, quienes se encargarán de que tu contenido en la web, sea comprendido y aprovechado tal y como lo planeaste.

A %d blogueros les gusta esto: